Autonomia Coche Electrico

Maximiza la autonomía de tu coche eléctrico durante el invierno

Durante el invierno, las bajas temperaturas ponen a prueba tu coche. En el caso de los vehículos eléctricos, las condiciones extremas pueden disminuir la autonomía y aumentar los tiempos de carga. Esto no significa un gran problema. Simplemente debemos incorporar determinados hábitos a nuestra rutina para garantizar la buena autonomía de un coche eléctrico.

 

A continuación, detallamos una guía de las soluciones que podemos adoptar para asegurarnos un buen funcionamiento de nuestro vehículo eléctrico sin impedimentos.

 

Los vehículos no siempre funcionan de forma óptima cuando las temperaturas bajan de 0°C. En el caso de los coches eléctricos, la batería puede bajar su rendimiento a temperaturas de -6°C al entumecerse.

 

Las baterías de iones de litio utilizadas en los coches eléctricos se basan en reacciones electroquímicas que se ralentizan con el frío. De este modo, la batería proporciona menos energía y pierde su carga más rápidamente.

 

La regulación de la temperatura en el interior del vehículo, ya sea por medio de la calefacción o la refrigeración, puede disminuir la autonomía de un coche eléctrico hasta en un 30%. Por lo tanto, si se aumenta demasiado la temperatura o se utiliza durante demasiado tiempo, el rendimiento de la batería puede disminuir. Es importante tenerlo en cuenta para hacer un uso responsable del vehículo.

 

En cualquier caso, no se trata ni mucho menos de un gran problema, solo es cuestión de adoptar ciertas prácticas.

Cómo maximizar la autonomía de un coche eléctrico en invierno

Precalienta el coche

Gracias al preacondicionamiento, el coche ya puede estar a la temperatura correcta cuando entramos. Basta con programarlo con la aplicación MY Renault desde un smartphone para empezar a ajustar la temperatura 30 minutos antes de salir. Es aconsejable por dos motivos: el confort y el ahorro de batería.

 

Si el preacondicionamiento se realiza mientras el coche se está cargando, el interior se calentará sin utilizar la energía de la batería. Entonces, podrás iniciar tu viaje a una temperatura agradable y con una batería al 100% de su capacidad.

 

Si sólo hay una persona en el vehículo, el conductor también puede aprovechar el asiento y el volante calefactados en lugar de utilizar la calefacción de todo el vehículo. Para así, ahorrar energía.

Cambiar al modo de conducción ecológica

La ecoconducción consiste en consumir la menor cantidad de energía posible. Una de las principales características de la eco-conducción es la suavidad y el control de la aceleración y el frenado. Con este modo, evitarás las aceleraciones bruscas que consumen mucha energía y las frenadas de última hora, favoreciendo las aceleraciones graduales y el uso del freno motor.

 

La gestión responsable de la calefacción y el aire acondicionado también forma parte del estilo de conducción ecológica. De hecho, la conducción ecológica puede aumentar la autonomía hasta un 20%, lo que supone una mejora considerable.

Planifica tus viajes (y tus cargas)

Al igual que la temperatura con el preacondicionamiento, la carga también se puede gestionar y programar a distancia. Al cargar el vehículo tan sólo una hora antes de salir, la batería puede beneficiarse del calor que proporciona el sistema de carga y así estar mejor preparada para conducir distancias más largas.

Protege tu coche del frío

Los garajes y los aparcamientos cerrados son los mejores amigos de tu coche ante las consecuencias negativas del frío.

En conclusión, si iniciamos el viaje con el coche precalentado, recién cargado y seguimos los principios básicos de la conducción ecológica, la autonomía de nuestro coche eléctrico debería sufrir menos por el frío. ¿Parece fácil, no?

QUIERO QUE ME LLAMEN

He leído y acepto los términos y condiciones de uso



 

CITA PREVIA





Selecciona Delegación

Fecha

Hora

Motivo de la cita

He leído y acepto los terminos y condiciones de uso.