L

El viajero ocasional, punto crítico del coche eléctrico en Europa

Los viajeros del Renault Zoe ya están en casa después de su ruta por Europa. Hemos hablado con uno de ellos, Víctor Cabré, para que nos explique las conclusiones del viaje. 

¿Por qué decidisteis hacer este viaje?

Dos de los componentes trabajamos para Remm Guitart. Cada vez los coches eléctricos crecen más y la gente tenía preguntas que no sabíamos responder. Por eso, la mejor manera de responderlas era probando el coche nosotros mismos y viendo si era práctico o no para un viaje largo. Elegimos Oslo como destino final porque esto nos permitía cruzar muchos países de Europa y ver cómo se adaptaban al coche eléctrico.

¿Qué conclusiones extraéis del viaje?

Como no teníamos experiencia en viajes largos en coche eléctrico, nuestra previsión fue un poco irreal. Habíamos previsto hacer unos 500 o 600 km al día, que para un coche normal era un buen promedio pero nos equivocamos. Nos faltaba experiencia en el tiempo que tardas en cargar el coche, en los puntos de carga… Aun así el coche se ha comportado muy bien y el modo ECO, que permite gastar menos energía, nos ha ayudado en muchas ocasiones.

¿Cuál creéis que ha sido el principal problema?

El gran problema fue que muchos de los puntos de carga costaba mucho activarlos. El sistema del coche eléctrico está montado para que funcione en un radio de 300 kilómetros, por lo tanto, es sencillo para los usuarios habituales, pero si quieres ir cruzando países es complicado; tienes que pedir una tarjeta, darte de alta, bajar una aplicación y ello en menos de una semana es imposible. Esto es lo que nos pasó en Suiza. Y hemos visto que en Barcelona también pasa, es complicado usar los cargadores como usuario ocasional. Nosotros creemos que debería ser igual de fácil que poner gasolina en la gasolinera.

QUIERO QUE ME LLAMEN

He leído y acepto los términos y condiciones de uso



 

CITA PREVIA





Selecciona Delegación

Fecha

Hora

Motivo de la cita

He leído y acepto los terminos y condiciones de uso.